Para los perdidos en un laberinto siempre ponen alguna cabañita donde refugiarse por si llueve… 🙂